SAT: ¿Puedes pagar menos impuestos si tienes dinero en diferentes cuentas? Te explicamos


Hace algunos años, para evitar pagar más impuestos al Servicio de Administración Tributaria (SAT), muchas personas optaban por abrir una cuenta bancaria para los ingresos que iban a reportar a la autoridad fiscal y otra cuenta para las operaciones que no se iban a declarar. En la actualidad los contadores reconocen este método como una mala práctica antigua, pero... ¿Aún se puede llevar a cabo?


Cuentas bancarias no fiscalizables

Mario Beltrán, director del Instituto de Capacitación y Estudios Fiscales, aseguró que esta idea de que existen cuentas bancarias no fiscalizadas por el SAT aún persiste en el imaginario colectivo, pero actualmente todas las cuentas bancarias son fiscalizables.


Y es que desde que se suprimió el secreto bancario para temas fiscales, el SAT puede conocer todas las operaciones bancarias de los contribuyentes, como, por ejemplo, puede saber cuántas cuentas bancarias tiene una persona, los saldos y los movimientos que se han realizado, esto para saber si los gastos del contribuyente corresponden a los ingresos que declaró.


Además, el artículo 32-B, del Código Fiscal de la Federación (CFF) establece que las entidades financieras y sociedades cooperativas de ahorro y préstamo tendrán que “proporcionar directamente o por conducto de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro o de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, según corresponda, la información de las cuentas, los depósitos, servicios, fideicomisos, créditos o préstamos otorgados a personas físicas y morales, o cualquier tipo de operaciones, en los términos que soliciten las autoridades fiscales a través del mismo conducto”.


Las cuentas más vigiladas por el SAT


Entre los contadores aseguran que las cuentas más vigiladas son las que tienen ingresos en efectivo por más de 15 mil pesos al mes, debido al artículo 55, fracción IV, de la Ley del Impuesto sobre la Renta (Ley del ISR).


Todos los depósitos se presumen ingresos

Las autoridades fiscales pueden presumir, salvo prueba en contrario, que los depósitos en la cuenta bancaria del contribuyente que no correspondan a registros de su contabilidad, son ingresos por los que se deben pagar impuestos. En este caso, el contribuyente con la asesoría de un contador podría aclarar de dónde proviene todo ese dinero.


Tener todo en regla


El contador Mario Beltrán recomienda que si se reciben cantidades de dinero en una cuenta bancaria se debe conocer exactamente la procedencia, pues si tienes depósitos que no están justificados, posiblemente tendrás que pagar ISR, recargos, actualizaciones y una multa.

Hi, thanks for stopping by!

I'm a paragraph. Click here to add your own text and edit me. I’m a great place for you to tell a story and let your users know a little more about you.

Let the posts
come to you.

Thanks for submitting!

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest