Presidente de Kazajistán autoriza disparar armas de fuego contra manifestantes


El presidente de Kazajistán, Kassym Jomart Tokayev, rechazó el viernes cualquier negociación con los manifestantes y autorizó a las fuerzas de seguridad a disparar "sin aviso previo" para poner fin a las protestas que sacuden el país. El mayor país de Asia central ha sido escenario de una revuelta que estalló el domingo en las provincias, tras una subida del precio del gas, y se extendió a otras ciudades, y sobre todo a Almaty, la capital económica, donde las manifestaciones se convirtieron en violentos y caóticos disturbios.



Un contingente de tropas rusas y de otros países aliados llegó el jueves a esta antigua república soviética para apoyar al gobierno y proteger los edificios oficiales, junto a las fuerzas de seguridad locales.



"He dado la orden de disparar a matar sin aviso previo", dijo Tokayev, en un discurso difundido por televisión, añadiendo que los "terroristas siguen dañando los bienes y usando armas contra los ciudadanos".



Tokayev rechazó cualquier negociación y prometió "eliminar" a los "bandidos" que han provocado estos disturbios, que según él son "20.000" y tenían "un plan claro". "¿Qué tipo de negociación se puede tener con criminales, con asesinos? Nos hemos enfrenado a bandidos armados y entrenados. Hay que destruirlos y es lo que haremos en poco tiempo" agregó. Asimismo, Tokayev dio las gracias al presidente ruso, Vladimir Putin, quien "respondió muy rápidamente" a su pedido de ayuda.



Quieren "restablecer" el orden



Poco antes, el mandatario kazajo había declarado que el orden constitucional había sido "ampliamente restablecido en todas las regiones". Por su parte, el ministerio del Interior informó que 26 "criminales armados" murieron y 18 resultaron heridos en los disturbios. Y confirmó que todos los edificios administrativos fueron "liberados y puestos bajo mayor protección", con 70 puntos de control instalados en el país, según un comunicado.



En Almaty, donde los disturbios fueron más violentos, "las fuerzas de seguridad y las fuerzas militares (...) garantizan el orden público, la protección de las infraestructuras estratégicas y la limpieza de las calles", añadió. Los disturbios, que causaron decenas de muertos y más de un millar de heridos según las autoridades, continuaron el jueves en Kazajistán : Rusia despliega a sus militaresAlmaty, donde se oyeron disparos.



Hasta la fecha, 18 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto y 748 quedaron heridos. Unas 3 mil personas fueron detenidas, según las últimas cifras de la televisión. En los disturbios fueron saqueados locales de varias cadenas de televisión, e incendiadas la alcaldía de Almaty y la residencia presidencial, cuya fachada estaba ennegrecida por las llamas.



La intensidad y el carácter súbito de estos disturbios han causado impacto en Kazajistán, país de 19 millones de habitante, rico en recursos naturales y reputado por su gobierno tan estable como autoritario. Las autoridades intentaron inicialmente calmar a los manifestantes, sin éxito, al conceder una baja del precio del gas, destituyendo al gobierno e instaurando un estado de emergencia y un toque de queda nocturno en todo el país.

Hi, thanks for stopping by!

I'm a paragraph. Click here to add your own text and edit me. I’m a great place for you to tell a story and let your users know a little more about you.

Let the posts
come to you.

Thanks for submitting!

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest