top of page

Identidad borrada, aparatos no perciben huella digital de adultos mayores


Guadalajara. - Instituciones bancarias y crediticias, Secretaría del Bienestar, Instituto Nacional Electoral y otras dependencias privadas y oficiales han detectado que cada vez más adultos mayores se enfrentan al problema de que sus huellas dactilares no son captadas por los aparatos tecnológicos. Dermatólogos advierten que por la pandemia de COVID-19 el uso de sustancias corrosivas como cloro, alcohol y geles sí influyen en el deterioro de la primera capa de piel.


Georgina, septuagenaria, estuvo peregrinando por varias instituciones bancarias para aperturar una cuenta de ahorros. La respuesta era la misma: “no se leen sus huellas digitales”. Varios bancos se negaron a concretar el trámite. Finalmente, uno sí la aceptó con la condición de llevar todas las identificaciones oficiales que tuviera a la mano.


A Eunice le pasó algo similar, ella se percató que se le habían borrado las huellas digitales cuando necesitaba hacer un trámite bancario para recibir sus pagos de jubilación.


“Hacía manualidades, usaba pintura, a veces me ponía guantes y a veces no. Cuando hice los trámites para la jubilación, me hicieron un archivo electrónico y al momento de tomar la huella digital, nada, nada y nada. ¡No la leía el aparato! Aunque tenía ya una cuenta bancaria, tenían que registrarme para recibir los pagos. Por más que me lavaba bien las manos, que por la grasa, me decían, nada se veía. Pero otra ejecutiva (bancaria) lo que hizo fue tomarme todas las huellas dactilares y de los diez dedos sólo leyó cinco. Y así quedó, un registro por excepción. Como no leía los pulgares me registraron todos los dedos”.

Comentarios


bottom of page